El plan de comunicación interna de una empresa es fundamental para su crecimiento. Muchas veces se ha repetido que el cliente es lo más importante, ¿pero qué ocurre con tus empleados? Los empleados son una parte indispensable de tu negocio. De ellos depende que tu producto o servicio tenga la calidad que deseas. Si no les das valor, ¿por qué iban ellos a dedicarse con esmero a su trabajo o a hablar bien de la empresa?